Recibe actualizaciones en tu correo

lunes, 14 de abril de 2014

"El Aceite de Oliva."



El Aceite de Oliva
Shaykh Mohammad Nazim Al-Haqqani An-Naqshibendi.
 Sohbat del 26 de marzo del 2014. Lefke, Chipre.



Marhaba/Bienvenidos, Oh amantes de Shah Mardan. A quienes están listos para la asamblea de los santos, dastur (dennos permiso), madad (ayúdennos). Madad.



Bienvenido, hijo mío. Digamos "Bismillahi r-Rahmani r-Rahim", Nuestro Señor creó este mundo. Él creó todo lo que necesitan y requieren los Hijos de Adán. No hace falta que la humanidad cree con sus propias manos medicinas para su ego. Todo ya está allí. Lo que Allah quiere, sucede; lo que Allah no quiere, no sucede. Nuestro Señor Jalla wa 'Ala creó a los Hombres y los envió a la Tierra. Todo lo que ellos necesitan, Él también lo creó. Él no creó nada innecesario, en todo puso alguna utilidad. JanabAllah creó de ese modo. «¡Señor! No has creado todo esto en vano. ¡Gloria a Ti! ¡Presérvanos del castigo del Fuego!» (3:191).



Allah Allah. Tú eres Glorioso, Oh Señor, Tú eres Sultán. Por el honor del Más Amado, Tú nos favoreciste con todo. Oraciones y saludos de paz sobre el Sultán de Profetas, el Amados de Allah, y a todos los que siguen su camino.



Bienvenido a nuestra asamblea, hijo mío. Queremos, pero no sabemos lo que queremos. Nuestro Maestro, el Maestro del Universo, dice: "I'tademu bi z-zayti wa d-dahinu bihi fainnahu yakhruju min shajaratin mubarakatin". Allahu Akbar. Nuestro Maestro, oraciones y saludos de paz sean con él, dice esto por orden de Allah. "I'tademu bi z-zayti". Nos dice que usemos aceite de oliva en las comidas. ¿Lo entendieron? "Fainnahu yakhruju min shajaratin mubarakatin". El olivo es un árbol bendito. Él dice que lo comamos y que lo apliquemos sobre la piel. Esta es la noticia que llega desde los Cielos. Nuestro Maestro, el Sultán de Profetas, le revela a los Profetas: "I'tademu bihi zaytun". Él dice que lo comamos y que lo apliquemos sobre la piel. El aceite de oliva protege el cuerpo. No dejará en él, la necesidad de ver a un doctor. "I'tademu bi z-zayti". Aplíquense aceite de oliva en el cuerpo. ¿No es eso lo que dice? "Wa tadimu bihi". Ambas cosas: cómanlo con pan y aplíquenlo en el cuerpo. "Fainnahu yakhruju min shajaratin mubarakatin". ¡Allahu Akbar! "Porque proviene de un árbol bendito". Allah Allah, Allah Allah.

Es el árbol de olivo, Mehmed Efendi, hijo nuestro. Aplícatelo y ninguna enfermedad te afectará.



Ellos recetan miles de tipos de medicinas ficticias, ninguna de ellas ayuda. ¿Y qué dice el Profeta, sean con él oraciones y paz? "Kulu z-zayta wa d-dahinu bihi. fainnahu yakhruju min shajaratin mubarakatin". Él nos dice que comamos aceite de oliva con pan y que lo apliquemos sobre nuestra piel, ya que este se obtiene de un árbol bendecido. Porta bendiciones. Por eso yo siempre añadía aceite de oliva a las ensaladas. Eso protege el cuerpo. Acostúmbrense a comer y aprendan.



Yo dije "majuela". Nosotros los llamamos majuela o espino albar. Esta planta es distinta. El espino albar tiene muchos usos asombrosos. Los animales no se enferman, no los que comen del espino albar, de sus majuelas y hojas. Esos no se enferman, Mehmed Efendi, hijo nuestro.



Satán arruinó a la gente. La hawla wa la quwwata (no hay fuerza ni poder), illa billahi l-'Aliyyi l-'Azim (excepto en Allah, el Supremo).



Aman Ya Rabbi, Tu Amado lo dijo todo. "Kulu z-zayta wa d-dahinu bihi, fainnahu yakhruju min shajaratin mubarakatin". Mi Allah, ¡qué bello! Por ese motivo la gente solía conservar las olivas (aceitunas) en el aceite de oliva en los viejos tiempos. Se comían tanto las aceitunas como el aceite; sus cuerpos estaban fuertes y en forma. Esta es la noticia celestial, no es un invento.



Ellos nos dan miles de medicinas. Hospitales... que Allah nos aleje de ellos, hijo mío. Si van al hospital, les darán muchos tipos de pastillas ficticias, inyecciones y no sé cuántas otras cosas. Eso no es bueno. Así que, "I'tademu bi z-zayti". Coman pan con aceite de oliva. ¿No es eso lo que dice? ¿Por qué? "Fainnahu yakhruju min shajaratin mubarakatin" (porque provienen de un árbol bendecido).



Aceitunas... ¡Allah! Ellos dicen que las aceitunas son dañinas, ¿por qué? Porque tienen sal. ¿Quién ha visto que la sal daña? ¿Por qué la prohíben? La sal de las aceitunas, ¿por qué la prohíben? ¿Quién ha visto algún perjuicio en la sal? No obstante, satán puso el orden de este mundo de revés. Él destruyó el orden y el sistema traído por los Profetas para le gente y sus asambleas. Él los arruinó.



Estas son palabras del Profeta, sean con él oraciones y paz: "Kulu z-zayta wa d-dahinu bihi fainnahu yakhruju min shajaratin mubarakatin zaytunatin". Solíamos tener aceite de oliva en nuestras casas, en tiempos pasados. Colocábamos nuestras aceitunas dentro de su aceite. Solíamos comerlas juntos. Las enfermedades del cuerpo desaparecían. ¿Y qué hacen ellos ahora? Hacen daño. Por eso es que quiero que tú, Sheikh Mehmed Efendi, hijo mío, digas que quien plante un árbol de oliva, será pagado una suma como recompensa; quien plante uno será recompensado con el pago de una suma, porque el olivo es un árbol bendecido.



Que nuestro Allah nos perdone, que nuestro Allah nos perdone. ¡Cuánto hay en una aceituna! Las personas solían comer aceitunas no en un bocado, sino en tres a veces, hasta siete. Le ponían aceitunas al pan en los viejos tiempos. Los animales se comían sus semillas, o un árbol bendecido crecía de ellas. Ese no es un árbol orgulloso: crece donde sea que lo planten. Planten tantos olivos quieran, Mehmed, Sheikh Mehmed Efendi. Todas esas imitaciones, inventadas por incrédulos europeos, se acabarán. Pastillas tan grandes como esto, ¿qué hay dentro de ellas?



"Kulu z-zayta", coman aceite de oliva. "Wa d-dahinu bihi", y aplíquenselo. Eso los protegerá. ¡Qué árbol tan bendito! "Shajaratin mubarakatin zaytunatin". Nuestro Allah. Di que a quien plante un árbol de olivo, yo le pagaré una recompensa. A quien plante ese árbol bendito, dile que yo le pagaré una doble recompensa. Allah Allah. No son necesarias, hija mía, no hace falta tener estas pastillas de imitación. Tienen prescrito: "Esto sirve para aquello". Y yo digo que las dejen. Los Hombres solían comer aceitunas en los viejos tiempos. La gente del campo comía aceitunas y también usaba el aceite de oliva. Los luchadores solían aplicárselo, eran como leones.



Ahora satán lo arruinó todo. ¿Quién gobierna el mundo ahora? Satán. Satán se opone a la ciencia que descendió de los Cielos a través de los testamentos de los Profetas. Él (satán) está proliferando las enfermedades, no está curándolas. ¿Por qué? ¿Para quién? Ahora nadie escucha. Díganselo a la pared. La leche es así. Ellos adulteraron la leche completamente; no tiene sabor ni sal ni fuerza.



Estas pocas palabras, ellos las nombran Tibb an-Nabi (medicina profética). Este es el tipo de tratamiento del Profeta. ¡Qué bello!



Si ellos me trajeran comida, por ejemplo, no le vertieran ni una gota de aceite de oliva. ¿La harían? No lo harían. Si le agregan, sería solo una gota. No disminuyan el aceite de oliva: sirve a todas las partes del cuerpo; las renueva, las refresca y las fortalece. Esto no puede imitarse (falsearse). Por eso, el aceite de oliva llegaba de primero a nuestras casas. Allah Allah. Ahora retiraron el aceite de oliva.



Ajíes, tomates, cebolla, pepinos... cuando los mezclen, añádanle sal y cómanlo. "¡Oh! No coman sal". ¡Oh! ¡Que Allah les dé su merecido! Yo me enojo con ellos. Dicen: "No añadan sal, no coman sal", esas son enseñanzas satánicas. No obedezcan a satán. "¡Y no sigáis los pasos del Demonio!" (2:168).



¿Conocen el espino albar? Incluso una planta de espino albar cura enfermedades, Mehmed Efendi, hijo mío. Lo que hacemos es decir algunas palabras con el fin de despertarlos. Pero la gente ha ido más allá del despertar. Nada parecido a la fe existe, hay solo falsedades. ¿Qué harán todas esas pastillas por ellos? Lo que contienen no está claro. Por eso pido fuerzas, así ellos enseñen esto, especialmente en las escuelas. Todos deben familiarizarse con esto. Que la humanidad viva confortablemente, que viva en salud.



No tiene desperdicios, no hay forma de falsearlo: cuando se aplasta una semilla de aceituna, esta también sirve al cuerpo. ¿Y ahora qué? Lo que dan son pastillas de imitación. ¿Por qué dan eso? "Kulu z-zayta wa d-dahinu bihi, fainnahu yakhruju min shajaratin mubarakatin zaitunatin." Allahu Akbar. Aman Ya Rabbi, ¡qué bello! Coman aceite de oliva, úntenlo, téngalo a disposición, porque sale de una planta bendecida. Nada dañino sale de algo bendecido. Haz que los siembren, haz que siembren árboles de olivo. Plántalos y haz que sean plantados, hijo mío. Allah.



Aquí hay un árbol ciprés. Tiene aceite hasta en sus conos, uno que también es útil para nosotros. Y cuando hay falsificaciones, ¿cómo lidian con eso? No lo hacen. Por eso la gente se ha vuelto miserable. Los Hijos de Adán se han tornado miserables: perdieron su fuerza, perdieron su salud, perdieron el trabajo asignado a ellos.



Planten olivos. La algarroba, siembren plantas de algarrobo. Estas crecen en las montañas.



La leche, también la estropearon. Ya no se encuentra leche pura. En todo, Sheikh Mehmed Efendi, busca la pureza. Cada planta tiene un beneficio. Cualquier doctor que visiten les dirá que requieren cirugía. ¿Dónde? En el corazón. ¿Dónde? En el cerebro. ¿Dónde? En el trasero. Córtenlo y váyanse. Ellos le quitaron la humanidad a los humanos, los tratan como carne de animales. Aman Ya Rabbi. Que Allah no nos deje caer en sus manos, lo que sería caer en manos de satán. "Wa la tattabi'u khutuwati sh-shaytani" (2:168) "¡Y no sigáis los pasos del Demonio!" (2:168). Aman Ya Rabbi.



El aceite de oliva está especialmente ordenado y pedido. Usen aceite de oliva en sus ensaladas y coman sus aceitunas. No boten la sal. La sal tiene sabiduría de Allah. Si fuera prohibida, los Profetas la hubieran prohibido. No lo es, no lo es. Cómanla con la intención de curarse.



Oh Señor, perdónanos. Quiera Él enviarnos un Sultán, así los santos nos enseñen. Oh santos, ustedes se han escondido y nosotros nos quedamos en los matorrales, entre burros y bueyes. Sí. Les dan alimentos falsos a los animales. Eso no es bueno. Observen lo que sea que haya en las fábricas de alimentos. No está claro qué le agregan. ¿Le agregan piedras? ¿Le agregan arena? ¿Le agregan tierra? Eso no está claro. Vean cuánto hay allí a ser dicho.



La gente perdió su humanidad. Vuelvan a la humanidad. Quien enseña humanidad es el Sultán de los Profetas, sean con él oraciones y paz. Manténganse en su camino, no teman. ¡Qué bello, qué bello! Oh Señor nuestro, perdónanos. Oh Señor nuestro, perdónanos. Que seamos como leones en Tu camino, Oh Señor.



Que no vivamos de medicinas, de sus medicinas falsas. No. Que vivamos de la fuerza dada por Janab-ul Mawla. ¿Dónde se hallan fuerzas? Hay aceitunas en las montañas; hay cipreses, majuelas, olivos silvestres. Que también siembren de esos, hijo mío. Llénenlo; una rama es una planta. Tu difunto abuelo los plantaba. Siembra tanto como puedas, no busques dónde. Que nuestra fuerza permanezca pura en el camino de Allah. Que no vivamos de pastillas. La gente de hoy en día vive de pastillas. ¿Qué podemos hacer?



Oh Señor nuestro, Tú eres Glorioso y Sultán. Tú enviaste a nuestro Maestro, Tú enviaste a nuestro Maestro. Aceitunas - "Oh, tienen mucha sal, no las coman". Cualquier otra cosa - "Oh, eso es muy salado, no la coman". No prohíban lo que Allah permitió. Déjenlos.



Oh Señor, envíanos al Sahib, a quien nos mostrará el camino de Tu Amado. Envíanos al Sultán, Oh Señor. Fatiha.



Hay un árbol en las planicies que tiene castañas. Estas también aportan un maravilloso beneficio. Plántalas o tráelos, hijo mío. De esos árboles, recoge y come. Son decorativos y útiles a las personas. Así escaparás de sus medicinas, pastillas e inyecciones. ¿No lo harás? Sí que lo harás. Ellos están arruinando hasta la leche. Nuestro sohba/sermón de hoy es así, pero es bello. Que nuestro Señor nos envíe al Sahib, que nos envíe al Sultán. Por el honor del Más Amado, que nos envíen al Sultán. Fatiha.



Por eso es que siempre servían ensaladas en las mesas, con aceite de oliva y vinagre. El vinagre mata los insectos, no coman sin él.



Y reza por mí, recita sobre mí, Mehmed. Que tú y yo vivamos 100 años. Solían andar a caballos y burros, así iban y venían. Eran como dragones. ¡Cuántos y tantos! Que Allah nos perdone. Recita sobre mí, Mehmed.



Enlace al vídeo:

http://saltanat.org/videopage.php?id=11202&name=2014-03-26_tr_ZeytinYag.mp4

"Los Eruditos Deben Buscarlo."



Los Eruditos Deben Buscarlo
Shaykh Mohammad Nazim Al-Haqqani An-Naqshibendi.
 Sohbat del 23 de junio del 2010. Lefke, Chipre.



Dastur (danos permiso) Oh Maestro, madad (ayúdanos), Oh Sultán. La ilaha illa Allah (no hay dios, excepto Allah), La ilaha illa Allah, La ilaha illa Allah; Muhammadun Rasulullah (Mohamed es Su Mensajero), alayhi salatullah wa salamuh (sean con él oraciones y paz). Que la paz esté con ustedes, Oh siervos sinceros de Allah. Digan "Audhu Billahi min ash-shaytani r-rayim, Bismillahi r-Rahmani r-Rahim".



Oh asistentes nuestros, ya sean humanos o genios, ambas criaturas habitan en este planeta y tienen la responsabilidad de adorar. Hay incontables tipos de criaturas viviendo sobre este planeta o dunya/mundo, pero solo los seres humanos y genios son responsables: tienen la responsabilidad de ser siervos de Allah Todopoderoso, Subhanhu wa Ta'ala. Tú eres el Señor, sólo Tú bastas como Protector, ¡qué Excelente

Protector eres, Oh Señor! Pedimos Tu perdón por el honor del más honrado y más exaltado en Tu Divina Presencia, el Maestro Muhammad, que la paz esté con él.



Oh asistentes, y entre ustedes los que claman saber algo y ser eruditos: ¿qué aprendieron? Lo que aprendieron no puede ser más que un átomo bi-nisbah, según (los límites) de este planeta o dunya. Pero ustedes afirman: "Sabemos, aprendimos". ¿Qué aprendieron? ¡Díganme! Su estatura, ¿cuánto mide? Ellos dicen: "No sabemos". No saben sobre su estatura, pero dicen ser sabios. ¿Qué aprendieron?



¡Glorificado sea Allah, el Altísimo, el Supremo! El Hombre es la más orgullosa criatura de la Creación. La semilla del orgullo se puso en su ser egoísta: el ego. Ellos reclaman, ¿para qué? Reclaman: "Somos orgullosos, porque somos los maestros de la creación". Aunque vivan, no 70 años, sino 100 o 1,000 o un millón o un billón de años, no podrán llegar a nada. Eso que aprendieron y que los hace ser orgullosos no es suficiente, ya que todo lo creado, Shaykh Hisham, cada cosa, fue concedida de un sirr (secreto). Un secreto... pero "secreto" no basta: de una sabiduría. En todo hay una sabiduría de los inmensos océanos de sabiduría. Son tan inmensos, que ninguna criatura podría conocer su principio o final. Algo de ahí es vertido (en todo lo creado). Y cuando se creó al Hombre, vertieron en él una semilla de sabiduría oculta.



Dejen a un lado lo que les rodea y mírense a sí mismos. Los Hombres usan microscopios poderosos para ver ciertas cosas. ¿Por qué no fabrican un microscopio poderoso para (verse a) sí mismos? Ellos se ocupan de investigar con un potente microscopio a las criaturas más pequeñas para conocer sobre ellos mismos, pero esto es imposible. No basta usar ese potente microscopio y ver la creación más pequeña. Puede que así vean algo, pero no pueden entender la sabiduría puesta en ello, (siendo que) ese objeto vino a la existencia con ese propósito secreto. Y Allah Todopoderoso dice en el Santo Corán: "¡Señor! No has creado todo esto en vano" (3:191). Allahu Akbar.



Ustedes son árabes, dicen ser eruditos, entienden que hay sabiduría divina en todo lo que el Señor de los Cielos crea y trae a la existencia como incontables tipos de criaturas. Sin embargo, nadie conoce el verdadero propósito de esas criaturas, entonces solo dicen: "¡Señor! No has creado esto en vano; ¡Gloria a Ti! ¡Presérvanos del castigo del Fuego!" (3:191). Hadha - Tú lo creaste, Oh Creador nuestro. Tú creaste y no sin propósito. 'Hadha', los árabes conocen esto más que otras naciones. ¿Qué significa 'hadha'? Isharatun ila mawjud. Indica un punto en la existencia. Dice que finalmente nuestro entendimiento desaparece, culmina, por lo que decimos: "Rabbana ma khalaqta hadha batilan" (3:191). Pero no sabemos, ignoramos con qué propósito Tú lo creaste. Debe ser un propósito que sirva a la creación de ese...



No iremos tan profundo, sino que hablaremos sobre la humanidad, ya que la gente podría decir: "Ese siervo de nuestro Señor está hablando sobre un punto de la Creación que no estamos aptos para entender". Sí, es cierto, es cierto. Pero al Hombre, a la naturaleza humana, Allah Azza wa Jall Subhanahu wa Ta'ala le concedió ser maestro de esta creación. Con el permiso de Allah, Allah Subhanahu wa Ta'ala yaqul, Jalla min qa'il: "Hemos honrado a los Hijos de Adán" (17:70). El Todopoderoso Creador declara exaltado al Hombre entre toda la creación, y dice dando Su juramento divino: "Creamos al Hombre y le dimos takrim, honor celestial". Ese honor nunca fue cedido a otra criatura. Por ende, decimos algo sobre las más pequeñas (criaturas), pero nuestro objetivo es: a partir de esa ínfima representación de la Creación, alcanzar al Hombre. Si esa ínfima partícula de una criatura, en su profundidad contiene sabidurías secretas, ¿qué será el Hombre? Sobre todo porque el Señor de los Cielos pronunció Su juramento: "Ciertamente, los hemos honrado", "Karramna", le concedimos un honor tal, que nadie lo conoce". Nadie conoce el verdadero honor que se le concedió al Hombre. Oh Señor, "Concedemos a algunos de ellos. Según sus niveles de entendimiento, les concedemos". Pero nadie puede alcanzar el honor concedido por nuestro Creador, por sí mismo.



Oh gente, eruditos Salafi, marhaban/bienvenidos. ¿Alguna vez hablarán sobre eso? Hay un Verso Sagrado que Allah Subhanahu wa Ta'ala envió a través del Arcángel Gabriel en el Santo Corán, a Su Más Amado y más sabio, ya que sus profesores están entre ustedes, pero el profesor del Profeta fue... "Yo soy Ese. Yo favorecí a Mi Más Amado, Yo lo instruí". No generen discusiones sobre su conocimiento ni sobre sus discursos o declaraciones. No le apliquen una escala, no es apto para ustedes. Ustedes solo deben decir: "¡Señor! Creemos en lo que has revelado y seguimos al enviado. Inscríbenos, pues, entre los que dan testimonio" (3:53). Oh gente, todos los seres humanos, en su responsabilidad de ser siervos del Señor de los Cielos, deben decir finalmente: "¡Señor! No has creado esto en vano ¡Gloria a Ti! ¡Presérvanos del castigo del Fuego!" (3:191). "Ciertamente, hemos honrado a los Hijos de Adán"(17:70). Estos son océanos, tras océanos, tras océanos, tras poderosos y majestuosos dominios que pertenecen a la Divina Presencia del Señor.



Ustedes deben decir: "¡Señor! Creemos en lo que has revelado y seguimos al enviado. Inscríbenos, pues, entre los que dan testimonio" (3:53). "Y seguimos al enviado", ustedes deben seguir al Sello de los Profetas. En cambio, ustedes usan, Oh eruditos Salafi, eruditos de Azhar Sharif y doctores en Sharía, vestidos nuevos y a la última moda. Dicen: "Debemos proyectarnos como personas que siguen la tajaddud (modernidad), que siguen el estilo de vida moderno, así los demás se acerquen a escuchar nuestros discursos. No usamos lo que se usaba antes, cuando a la gente no le importaba modernizarse. Nosotros somos modernos, seguimos la nueva tendencia, tenemos vestidos de moda y un estilo de vida moderno". ¡Hanh! Masha'Allah. A esos modernos estilos de vida, ustedes le llaman "tendencias occidentalizadas". Ustedes dicen ser gente sabia y moderna, eruditos modernos. ¡No! No pueden hacer eso, deben tratar de vestir según lo que Allah Todopoderoso dicta, Oh Salafu s-Saleh "Wa libasu t-taqwa huwa khayr" (7:26) (El vestido de la rectitud es mejor). ¿Dónde están sus vestidos de rectitud? ¿Dónde? ¡Contesten! También pregunto a todos los reyes, doctores y eruditos Salafi, sobre lo que Allah Todopoderoso dice: "Wa libasu t-taqwa huwa khayr" (7:26), "Pero la vestidura del temor de Allah, ésa es mejor" (7:26). ¿Cuál de ustedes se viste ahora con el vestido de la rectitud? Envíenmelo, envíenmelo.



Oh eruditos Salafi o doctores, ¿dónde está ese vestido de rectitud? ¿En el museo o en las fotos de los libros que ven? Ahí los guardan, ¿por qué no los usan? Y el Señor de los Cielos prohibió a través de la sagrada shariatallah (ley divina) usar raqiq, ropa de tela muy fina. ¿Dónde están? Ellos nunca usan el libasu t-taqwa, que no es un vestido modernizado. No, pero deben usarlo. Si no, irán a sus tumbas con las ropas modernas que visten y allí se las quitarán. A ustedes los meterán en un ataúd. Allí irán. Y no pueden llevar esos vestidos de moda a sus tumbas, no.



Digan que no están siguiendo los caminos proféticos. ¡No! ¿Por qué? "Fattabi'anee ahdika siratan sawiyyan"(19:43), "¡Sígueme, pues, y yo te dirigiré por una vía llana!" (19:43). Ittiba: seguir a quien conoce el valor de esta vida y de este mundo. Deben seguir a una persona como tal, pero ustedes siguen a sus deseos egoístas. Por eso nadie le presta atención a lo que dicen. Ustedes y un casete son la misma cosa, son iguales. En cambio, lo que la gente pide es observar a alguien que tenga el poder secreto del Profeta, que la paz esté con él. Eso les gusta, no así quien se viste con vestidos nuevos, de moda o modernos. "No hay modernismo en el Islam", digan en el sermón del viernes. Digan eso, ¿por qué no lo dicen? Sí, sigan el camino de quien Allah Todopoderoso indica: "Wattabi'a sabila man anaba ilayya" (31:15). Surat Luqman, ¿cierto? "¡Sigue el camino de quien vuelve a Mí arrepentido!" (31:15). ¿Qué significa esto? Que sigan el camino de quien acepta (obedece).



Shaykh Hisham: De quien vuelve a Mí.



"¡Sigue el camino de quien vuelve a Mí arrepentido!" (31:15), ese Verso Sagrado es un océano profundo. ¿Lo entienden, o no? Esas personas, Oh eruditos de Azhar Sharif, ¿solo vivieron en el tiempo pasado o también existen en nuestros días? "Sigan -sigan, ordena Allah Todopoderoso-, los pasos de aquellos que tienen como objetivo Mi Complacencia, de quienes solo intentan que Yo me complazca en ellos, de quienes solo piden Mi placer y nada de este mundo material". ¿Dónde están? ¿Encontraron a uno de ellos? Si contestan que ellos existieron alguna vez y ya no más, están equivocados. En nuestros días también hay de ellos. Existen, pero ustedes no piden por ellos.



Ustedes les temen a sus mujeres, quienes llevan la moda y se complacen en ser las damas más a la moda de su aqarab, de su comunidad. Ustedes les temen, por eso no pueden usar el vestido que visten los Awliyaullah (santos). Los Awliyaullah son amados en la Presencia Divina, pero ustedes no pueden seguirlos, porque sus esposas nunca les piden ser de ese modo y que no usen un Cadillac. Los automóviles Cadillac... ¿Cómo sé de ellos? Supe de ellos por alguien. Pero hay otro automóvil, el WC (retrete). Los automóviles WC. ¿Por qué lo digo, Shaykh Effendi? Si ellos quieren hacer algo en ese carro, está el W... ¡es un carro famoso, el WC! Hay un carro durmiente, en el WC. Ellos están siguiendo sus hawa an-nafs (deseos egoístas), la peor clase de deseos de nuestros egos. Que Allah nos perdone.



Oh gente, intenten seguir a uno que solo diga "ill'Allah, ill'Allah, ill'Allah". Algunos impiden que en las mezquitas se diga "La ilaha illa Allah", porque sólo repiten "ill'ad-dunya, ill'ad-dunya, ill'ad-dunya". En vez de decir "La ilaha illa Allah", dicen "La ilaha ill'ad-dunya" (no hay dios, excepto el mundo). Audhubillah (me refugio en Allah), la ilaha illa Allah, la ilaha illa Allah. "Lo mejor de lo que yo y los Profetas anteriores hemos dicho, es la kalima "La ilaha illa Allah". ¿Esto no es un Hadiz? ¿Por qué impiden que la gente que tienen allí sentada recite "La ilaha illa Allah"? ¿Bida/innovación? ¿De dónde sacaron ese mandato tan estúpido? Y el Sello de los Profetas dijo: "El mejor dicho mío y de los Profetas anteriores es «La ilaha illa Allah»". ¿Quién lo impide? Dicen: "¿Por qué se sientan a recitar «La ilaha illa Allah»? ¡Eso es bida!". Sharr (del mal), un erudito del mal dice eso. Salafi us-Saleh, ¿ese es el rango que alcanzaron?



¡Qué lástima por los árabes! ¿Son de los que ignoran? Nosotros somos no-árabes (Aj'am), pero Allah Todopoderoso dice que en el Día de la Resurrección a todos -con Su permiso-: "Waqifuhum innahu mas'ulun" (37:24),"¡Detenedles, que se les va a pedir cuentas!" (37:24). Oh, ¡qué lástima por los árabes! Deberán ser cuestionados de principio a fin. Nosotros somos A'jam (no-árabes). "¿Qué sabes?" (nos preguntarán). "La ilaha illa Allah, Muhammadun Rasul Allah" (diremos). "¡Allah! Al Paraíso". Y a los árabes: "¡Detenedles, que se les va a pedir cuentas!" (37:24). Buenas nuevas para la comunidad humana, buenas nuevas para nosotros, Salafu s-Salehin. "¡Detenedles!". Nosotros diremos: "Oh Señor nuestro, ellos van al frente, llevan el timón. Estamos aquí sentados, pero el timón está en manos de los árabes". "¿Dónde está tu identidad? ¿Árabe? Árabe, fuiste advertido. ¡Llévenselo!". Árabes...



Oh gente, vengan a intentar ser como nuestro Señor lo pide: siervos Suyos. Oh Señor nuestro, perdónanos: Allahumma ighfirlana wa'rhamna, w'atub alayna Ya Rabbana, bi ja'hi man anzalta alyhim.



Surat-ul Fatiha. Fatiha.





Enlace al vídeo:

http://saltanat.org/videopage.php?id=11223&name=2010-06-23_en_SalafisMustSeekIt.mp4

martes, 8 de abril de 2014

"La Más Bella Criatura."



La Más Bella Criatura
Shaykh Mohammad Nazim Al-Haqqani An-Naqshibendi.
 Sohbat del 10 de marzo del 2014. Lefke, Chipre.



En el Nombre de Allah, el Todopoderoso, el Más Misericordioso, el Más Benéfico, el Más Munífico.



Este nuevo día es nuestro. Cada nuevo día llega cargado de algo distinto. Bienvenido, Sheikh Mehmed Effendi, hijo mío. ¿Qué debemos hacer? Digamos al menos algunas palabras. Que ellos nos inspiren a hablar.



¡Oh amigos de Shah Mardan! Allahu Akbar, ¡vean la magnificencia! Allahu Akbar. Hablemos, Oh Shah Mardan. Que quienes te escuchan obtengan felicidad, Oh Shah Mardan. Oh amigos de Shah Mardan, ¡qué bello nombramiento! Sean bienvenidos, Oh amigos, Oh queridos amigos de Shah Mardan. Como Janab Allah describió a Su Amado cómo debe ser el Ser Perfecto (Insan-i Kamil), el querido Shah Mardan conduce a tales Hombres. ¡Oh Allah!



Nuestro día es nuevo y trajo bien, Sheikh Mehmed Effendi, hijo mío. Cada día llega cargado, tanto de bondad como de maldad. Tomen lo bueno y rechacen lo malo. Allahu Akbar, Allahu Akbar, Allahu Akbar wa Lillahi l-hamd.Nuestro Señor, nuestro Subhan, nuestro Sultán.



Marhaba/Bienvenidos, Oh amantes. Sean bellos, sean bellos. Janab Haqq ama a quienes son bellos y detesta a quienes son feos. Él creó bello al Profeta Adán. Satán sintió celos de su belleza y dijo: "Debería ser yo, ese bello sujeto. Tú no me diste tal belleza, ¡se la diste a él!". Esto fue muy grosero, satán fue muy maleducado. La Presencia Divina no acepta las malas maneras. (Satán) se rebeló contra el Sultán, por lo que fue expulsado. El Sultán da lo que quiere a quien Él quiere. ¿Cómo te atreves a interferir en eso? ¿Acaso eres sultán? Di si eres un sultán y ejerce tu supremacía. "Si todo el Reino está conmigo, está con el señor de los universos. Yo hago lo que quiero". "Tu Señor hace siempre lo que quiere" (11:107). Él hace como quiere y gobierna como quiere, es el Sultán Absoluto, nuestro Señor.



Marhaba, Oh amantes de Shah Mardan. Marhaba a los que vienen a esta asamblea de Shah Mardan. ¡Que nos llegue el entusiasmo! ¡Que nos llegue la apertura! ¡Que nos llegue la belleza! ¡Que nos llegue el honor! Que toda belleza sea para ellos, los amigos de Shah Mardan. Marhaba, Oh amantes de Shah Mardan. Shah Mardan: quien el Señor de los mundos ama, quien sigue el camino de Su amado. Marhaba a los que pisan su camino. Él dijo "Marhaba". El Marhaba también les llega de los Cielos. Marhaba. ¡Qué bello! Marhaba. Díganse "Marhaba" entre sí, dice él.



Nuestro día es nuevo, Sheikh Mehmed, hijo mío. Nuevas manifestaciones, nuevas bendiciones, llegan nuevos favores de Janab Haqq. No hay nada viejo en (este día), nada viejo.



El Hombre, antes que todo, debe conocerse a sí mismo. "¿Quién soy yo? ¿De dónde vine? ¿Cómo vine? ¿Quién me vistió en mi forma? El zorro está vestido de zorro, el gato está vestido de gato y yo estoy vestido de una manera que ninguna otra criatura comparte". ¿Quién es el más bello de la Creación? El Hombre. Allahu Akbar, Allahu Akbar. El más bello. Digan, Oh más bellas criaturas, "Bismillahi r-Rahmani r-Rahim". ¿Quién me dio mi bella forma?



"Es de Salomón y dice: Bismillahi r-Rahmani r-Rahim" (27:30). Allahu Akbar. ¿Quién es Salomón? ¿Quién es la Honorable Basmala? Es la Carta Sagrada. Quien la recita se salva y obtiene honor. Ustedes también, digan "Innahu min Sulaymana" (es de Salomón). Ustedes también, digan "Innahu min Rabbi" (es del Señor). Innahu min Rabbi, innahu Bismihi (es de Su Nombre) Jalla Jalaluhu (exaltada sea Su Gloria) Jallat Azamatuhu (exaltada sea Su Majestad) wa la ilaha ghayruhu (no hay dios, excepto Él)". Allahu Akbar. Aman Ya Rabbi. Aman Ya Rabbi, Todopoderoso. Al-Azamatu Lillah. Allahu Akbar. Y Su Profeta también, quien Lo representa.



¿Quién representa al Señor de la Gloria? Los representantes del Señor de la Gloria no son cuadrúpedos. El representante del Señor de la Gloria no está entre los de cuatro patas. "Represéntame, Oh Mi Amado, Muhammad Mustafá". ¡Qué bello! "Muhammadinu l-Mustafa, represéntame ante Mi Creación. Hazlo, nadie más puede. Tú Me representas, Yo te creé para eso, Muhammadinu l-Mustafa -que la paz esté con él-". ¿Para qué él fue creado? Para representar a nuestro Señor. ¿Lo ven? ¿Lo entienden? "No había quién Me representara, entonces te creé, Oh Mi Amado Muhammed Mustafá".



Que empecemos a hablar en el Nombre de Allah. Mencionemos de primero el Nombre de Allah; esto se requiere a todos los siervos, en cada una de sus acciones. Allah. Digan "Allah", digan "Allah". Pronuncien el Nombre de su Creador, entonces serán vestidos de honor, de majestad y de fuerza. Allah Dhul Jalal creó a la humanidad. ¡Escuchen! No fueron creados para matarse entre sí. Hasha. Este es el mayor de los errores, una trampa de satán, una de sus decepciones. Allahu Dhul Jalal no creó a los Hombres para que se mataran unos a otros o se oprimieran unos a otros. Allahu Dhul Jalal, Subhanahu wa Ta'ala, vistió gloriosos mantos sobre Sus siervos, para que ellos los tuvieran y los pasaran a los demás. Allah no los creó para que se mataran. Oh, quienes se consideran a sí mismos espirituales, ¿piensan que Allahu Dhul Jalal creó a los seres humanos para que se mataran unos contra otros? Janab Haqq no desea que ustedes maten. Janab-i Haqq, Hayyun Qa'imun, Hayyun Da'im, Allah Dhul Jalal da vida. Janab Haqq no desea que maten. "No os matéis unos a otros" (4:29). Él ordena no matar. Allah Dhul Jalal no acepta la matanza entre ustedes. Allahu, Tú eres Subhan, Oh Señor.



Ahora hay mucha gente en el mundo, hay religiones y líderes religiosos. Algunos tocan campanas, otros soplan trompetas y otros disparan trabucazos. ¿Por qué? ¿A dónde nos invita Allah Dhul Jalal? Oh humanidad, ¿piensan que se crearon a sí mismos y que llegaron a este estado por sí mismos? Digan "Allahu Akbar, Allahu Akbar, Allahu Akbar wa Lillahi l-hamd". Allah los creó y los trajo a este mundo, ¡agradézcanlo! ¡Denle gracias!



La Carta Sagrada llegó a Balqis, de parte del Profeta Salomón: "Es de Salomón y dice: Bismillahi r-Rahmani r-Rahim" (27:30). La gran (reina) Balqis, que no podía ver dónde terminaban sus riquezas. La Noble Carta llegó al Profeta Salomón de parte de su Creador. Innahu min Sulayman - la Noble Carta viene de Salomón. El trono de Balqis tembló. Ella cayó de su trono de oro, que también cayó. Ella quedó perpleja. Oh gente, si ustedes fueran Balqis, sus coronas y tronos se caerían de sus cabezas, solo con una sacudida a este mundo.



¡Mantengan el decoro! La humanidad debe mantener su decoro. El Hombre no es lobo, oso, hiena o bestia salvaje. El ser humano tiene sus atributos y su majestad. ¿Quién vistió al Hombre con esta forma? Vayan a verse en el espejo y lleven con ustedes a su perro o gato. Miren a ver si la imagen de ese perro o gato en el espejo se parece a la de ustedes. Mírense al espejo, teniendo una hiena a su lado. No serán como la hiena. Ustedes son Hijos de Adán, a quienes dieron honor; son una creación suplida de belleza y honor por Allahu Dhul Jalal wal Azamat, nuestro Allah. Él creó el Sol por ustedes, lo pone en movimiento por ustedes. Él creó la Luna por ustedes, hace que se eleve y sostiene su movimiento por ustedes. ¡Conózcanlo! Dejen de pelearse. Conozcan y aprendan los atributos del ser humano. ¡Conozcan la majestad del Hombre! Allahu Akbar. Nuestro Señor creó todas estas creaciones por los seres humanos. Él no dio fuerza, majestad, belleza y honor a ninguna otra criatura, solo al Hombre.



Digan "Allahu Akbar", digan "Allahu Akbar". Digan "Bismillahi r-Rahmani r-Rahim". Oh Señor nuestro, pronunciando Tu Bello Nombre permanecemos de pie, rectos. Aparecimos en esta vida, en este mundo, mencionando Tu Bello Nombre. Él nos dio tal belleza. Lástima por las personas que matan a otras que tienen el Sello del Señor en sus frentes. ¡Debería darles vergüenza! Aman Ya Rabbi. "Cuando las bestias salvajes sean agrupadas" (81:5). Donde los salvajes se reúnen, donde los salvajes se apiñan, no vayan -dice Allah-. "Waidha alwuhushu hushirat" (81:5). Se tornarán salvajes; llegará un día en que la gente de esta Tierra se tornará salvaje. Competirán por matarse entre sí, sus valores se degradarán desde el nivel más alto hasta el más bajo. Como podrán notar, la gente de hoy en día decreció en honor hasta el nivel ínfimo. ¿Cómo? Matando Hombres. Este mundo es amplio, basta para humanos y genios. Con la orden "Kun" (¡Se!) de Allah, se amplió.



Oh nuestro Señor, envíanos a Tus siervos, quienes pueden enseñar a la gente las maneras que Tu Amado nos indicó, las maneras que Tú le enseñaste a Tu Amado. ¡Aprendamos buenas maneras! La gente de hoy se ha vuelto maleducada. Ellos se han vuelto asesinos, se han vuelto villanos. La matanza no se adecua a los Hombres. Ser problemático y desobediente no se adecua a los Hombres. La amargura no se adecua a los Hombres. Ellos deben ser bellos, no pueden ser feos.



Allahu Akbar, Allahu Akbar wa Lillahi l-hamd. Oh Señor nuestro, Tú nos enviaste a Tu Amado a enseñarnos los caminos verdaderos. Los que pueden seguir al Amado son aceptables ante Allah; lo que obran para el mundo es aceptable, también lo que obran para el Más Allá. Esos son bellos, tanto en este mundo como en el Akhirat. Que Allah nos haga ser uno de ellos. Fatiha.



Esto es un océano, no podemos alcanzar su fin hablando. Sin embargo, con algunas palabras, puede que entiendan ese océano. Oh gente, que puedan realmente enseñar la distinción de la humanidad. Fatiha.



Hagan buenas obras, no malas obras. Permanezcan firmes en la justicia y renuncien a la opresión. Conserven los atributos angélicos y no los satánicos. Que sean aceptados en la Presencia de Allah Dhul Jalal: no enfrentarán dificultades en este mundo ni en el Akhirat, entrarán a la Presencia del Señor de la Gloria. Fatiha. Allah.



Enlace al vídeo:

http://saltanat.org/videopage.php?id=10946&name=2014-03-10_tr_EnGuzelYaratilan.mp4

"Cómo obtener soporte espiritual."



Cómo obtener soporte espiritual
Shaykh Mohammad Nazim Al-Haqqani An-Naqshibendi.
Sohbat del 31 de enero del 1991.



En el Nombre de Allah, el Todopoderoso, el Más Misericordioso, el Más Benéfico, el Más Munífico.



¡Escuchen! Nosotros estamos necesitados de la ayuda divina, tanto individual como grupalmente. Allah Todopoderoso dice que Él creó a los Hombres débiles, ya sean profetas, santos, creyentes o incrédulos. Toda la humanidad fue creada débil. Todos necesitamos el soporte divino. Los profetas no pueden hacer nada: ellos también son débiles, necesitan poderes milagrosos. Si esos poderes divinos y milagrosos no llegan a dar soporte a los profetas, ellos no pueden enfrentar ni a una sola persona. Y los santos también son débiles, ellos también necesitan del soporte divino, del poder divino y milagroso. Si ese soporte no asiste a los santos, ellos tampoco pueden enfrentar a nadie. Los creyentes también son débiles; sin el soporte divino y celestial, los creyentes no pueden enfrentar a demonios e incrédulos.



Son débiles. Por ende, diseñan tantas armas, todo tipo de armas. Como ustedes pudieron notar, hace 6 meses o más, un súper estado se armó de mucho más poder, pero aún se sienten débiles. "Debemos aumentar las reservas". No se sienten seguros, a pesar del súper poder que adquirieron para combatir, aun dudan. Esto significa que sin las armas ellos sienten en sí mismos la debilidad. Desarmado, el Hombre siente que es débil, aun fuera frente a un gato o perro. Si llevan un palo, se sienten valientes frente a un perro. Sin el palo, sienten la debilidad en sí mismos. Allah Todopoderoso acierta diciendo: "El hombre es débil por naturaleza" (4:28). El Hombre fue creado débil.



Sin lugar a dudas, el soporte celestial siempre supera las armas. La primera guerra que sucedió entre creyentes (mumins) -en el tiempo del Profeta Amado, Muhammad, que la paz esté con él- e incrédulos (mushriks) fue la batalla de Badr. Con el Sello de los Profetas -que la paz esté con él- habían 313 compañeros. Ellos solo tenían 2 espadas; los otros tenían pequeños cuchillos. Tenían 2 caballos y 2 camellos. La mayoría tenía solo palos o huesos de camellos que emplazaban por doquier, o piedras que se disponían a lanzar. Esa fue la preparación de los Compañeros del Mensajero de Allah, que la paz esté con él. Pero desde Meca venían más de 1,000 personas con armaduras, caballos y camellos. Los compañeros eran débiles y no tenían ningún tipo de armas. El otro bando venía con un ejército de artillería pesada, confiaban en sus armas, en ese entonces sentían ser un ejército poderoso, sabían que sus armas les darían soporte. Eso creían ellos. Los creyentes decían: "Oh Señor nuestro, somos siervos débiles. Rogamos que nos envíes Tu soporte divino". Y el soporte divino llegó a ellos: resultaron ganadores, fueron victoriosos, acabaron con ese enorme ejército.



Como este, en toda la historia del Islam, podrán encontrar cientos y miles de ejemplos: cuando Allah Todopoderoso ayuda, Sus débiles siervos se tornan mucho más poderosos que los que cuentan con fuertes ejércitos y armas, quienes resultan esfumados.



Sí. Los profetas y los santos, todos ellos, reciben soporte celestial. Esto los apoya. Y nuestra fe proviene del soporte celestial. La fe ayuda a los siervos débiles a cumplir sus responsabilidades. Sin fe, no pueden cumplir sus responsabilidades en esta vida. La responsabilidad de la servidumbre es una carga pesada. Allah Todopoderoso da soporte a Sus siervos a través de la fe. También nuestras vidas son cargas pesadas, pero la fe de los creyentes hace sean llevaderas.



Ustedes notan como los incrédulos caen fácilmente. Y tanto individual como colectivamente, los incrédulos están cayendo ahora. Es que el soporte material le añade nada al Hombre, jamás disipará su debilidad. Lo que los Hombres necesitan para vencer sus debilidades, es el soporte de su fe, el soporte espiritual. Ya se acerca el tiempo en que la humanidad que habita sobre la Tierra se inicie en la vida espiritual. Wa min Allah at-tawfiq, bi hurmati 'l-Fatiha.



Enlace al vídeo:

http://saltanat.org/videopage.php?id=11082&name=1991-01-31_en_SpiritualSupport_SN_a.mp4