Recibe actualizaciones en tu correo

viernes, 20 de mayo de 2016

"Nuestras almas lloran."


Nuestras almas lloran.
 Shaykh Mohammad Nazim Al-Haqqani An-Naqshibendi.
 Sohbat del 12 de marzo del 2003.

 Audhu billahi min as-shaytani r-rayim Bishmillahi r-Rahmani r-Rahim. 

Ya Rabbi, Shukr. Nimetimi soyleyin diyor Cenab-i Allah - Allah Todopoderoso dice que debes decir y expresar lo que Él te concede. Esa es Su orden divina. Benim nimetimi, siza verdigim nimetlerimi soyle - Debes recordar y declarar "Mi Señor me concedió". Estamos felices: recibimos mucha honra. Desde que despertamos, nos apresuramos a limpiarnos para entrar en Su presencia divina. Hay billones de personas que no alcanzan ese honor. Muchos presidentes, reyes, gente adinerada, funcionarios del estado, no reciben ese honor. Desde que despiertan, ocupan su mente con: "¿Qué está sucediendo hoy?". Solo se preocupan de lo que pasa hoy en el mundo y cómo pueden sacarle ventaja.

 La mayoría de las personas solo piensan en sí mismas y en nadie más. Sus egos dictan: "Debes cuidar de mí y solo de mí. No permitiré que te intereses por el placer o la prosperidad de ningún otro. No, solo debes trabajar para mí". Entonces, los presidentes y la élite de todas las naciones no creen estar velando por los intereses del pueblo y la gente común, ¡no! Su único objetivo, lo único que ellos persiguen es: "¿Cómo podemos perpetuarnos en esta silla? ¿Cómo podemos conservar nuestros puestos? ¿Cómo podemos engañar a los demás, así piensen que somos su mejor elección? ¿Cómo podemos engañarlos? ¿Cómo podemos hacer que nuestra gente crea que somos su mejor opción?".

 Muchos miles de personas, millones de personas en todo el mundo, billones de Este a Oeste, son inconscientes. Piensan que sus gobernantes y presidentes son los mejores, y que los conducen al Paraíso, cuando en verdad, es todo lo contrario: los conducen al fuego, donde están ahora. Son gente inconsciente, muy inconsciente. Mientras, los de arriba comparten las características de Nero, o Nemrod, o Faraón. ¡Solo esas! Ellos solo piensan en sí mismos. Son como leones que toman todo para sí mismos, y las sobras que dejan caer alrededor, hay muchos chacales, lobos y zorros dispuestos a llevárselas para comérselas.

 Esa es la principal característica del ego, y todos los que toman esa silla estarán completamente dominados por sus egos. Sus egos les dicen: "Ahora tú eres el número uno, a quien todos deben respetar, para quien todos deben trabajar, a quien todos deben complacer". Los escorpiones pequeños, los escorpiones grandes, las serpientes pequeñas, los dragones grandes... todos tienen esa característica. Entonces, este mundo será quemado, así deberá pasar: se quemarán unos a otros. Que Allah me perdone. Nosotros solo somos traductores para todos.

 Quienes no dicen "Bismillahi r-Rahmani r-Rahim" están bajo el estandarte de satán. Quienes no dan su juramento diciendo "Bismillahi r-Rahmani r-Rahim" están bajo la insignia de satán. Son trabajadores y colaboradores del reino satánico en la Tierra. Quienes no dicen "Audhu billahi min as-shaytani r-rayim", es porque pertenecen a satán y a su sucesor o representante. Por doquier hay hombres y mujeres que están muy contentos de ser seguidores de satán y sus enseñanzas, de ser sucesores o diputados de satán, o bien, muy orgullosos de ser sus representantes. Ahí es donde sus mentes alcanzan el punto cero. Dejan de usarlas. Se acabó. Esos deberían ser arrojados como polvo (al viento). Esos no tendrán un buen fin. Llegarán a su fin, pero como polvo que tiran al viento y se esparce por el rededor. Y está solo en Allah [recogerlos] y juntarlos para recrear sus personalidades.

 Y decimos: "Audhu billahi min as-shaitani r-rayim". Esa es la verdadera señal de los creyentes. Si ves que alguien dice "Audhu billahi min as-shaitani r-rayim", es porque es creyente. Y Allah Todopoderoso dio Su promesa de que a quien pida ayuda y refugio contra satán y la gente satánica, contra los demonios y el mal, Él lo protegerá y amparará a ese siervo. En cambio, si no dice "Audhu billahi min as-shaitani rrayim", es una señal contundente de que esa persona pertenece al reino satánico y lo secunda.

 Esta es una nueva página para advertir a la gente, pero la gente sigue trabajando para sus egos y para ningún otro. Himmetuhum, solo se preocupan por sus egos, solo cuidan de sus egos. Sus egos representan sus seres físicos y los deseos de sus seres físicos. Y todo problema, todo sufrimiento, todo mal y toda crisis afecta a los que solo procuran el placer de sus egos. No pienses que ninguno de ellos procura beneficiar a la humanidad para librarla de condiciones difíciles en pos de su descanso, felicidad y paz.

 Sus egos impiden que los demás estén felices y en paz. El ego te llama y arrastra a una muy mala situación, a la peor situación. Entonces, se venga de ti mismo. Tu ser material se apura por vengarse de tu alma, exige matarla; quiere matarla para independizarse de ella, que solicita que seas para ella y que pertenece a Allah Todopoderoso. Entonces, el alma te llama: "Oh hombre, ven conmigo, yo soy de tu Señor y Creador. Ven conmigo en aras de tu placer eterno, de tu felicidad eterna, de tu vida eterna. Ven conmigo". Nuestras almas lloran implorándole a nuestro ser físico, pero satán y su representante, el ego, le dicen a nuestro ser físico: "Ven conmigo, entonces podrás degustar todo el placer y la dulzura de esta vida. Ven conmigo, porque si no, no podré degustar nada de eso, ¡debes venir conmigo!".

 Los egos de la gente reclaman la potestad de arrastrar consigo al ser físico, solo por su placer. Y es que si nuestro ser físico llega a su fin, el ego llega a su fin. No tendrá más placer. Por eso, este siempre acosa a los hombres para que se unan a él y hagan lo que a él le gusta que hagan. Y nuestro ser espiritual, que pertenece a los Cielos, le pide a nuestro ser físico: "Ven conmigo, así puedas alcanzar el placer infinito, la belleza infinita, la satisfacción infinita, la luz infinita, la vida eterna". 

Solo unas cuantas personas procuran seguir su llamado espiritual. Las demás procuran baratijas, material barato. ¿Acaso has visto a un señor yendo a una tienda de pescados y patatas fritas y ordenando pescado y patatas fritas o algo tan barato para comer? ¿O más bien, los ves en restoranes, en grandes restoranes que se adecuan a su condición? Allí van y se sientan. Ellos no piden cosas baratas, no. Tienen capacidad para ir a restoranes famosos y demostrar su caridad o ikram/generosidad en esos restoranes. No llevan a sus amigos a tiendas de pescado y patatas fritas, para brindarles un paquete de cada cosa: "Este es para ti y este es para mí".

 La gente de hoy en día pide chucherías. El ego los lleva a pretender objetivos así de rebajados; no los deja seguir al ser espiritual, que acelera su paso para conseguir tan valiosos y caros anhelos. Ellos no están felices con la tienda de pescados y patatas fritas. Sus almas nunca se contentarán ni se satisfarán con lo  mundano -con lo material y sus placeres-, porque todo lo propio del mundo material es un peso para el ser físico y para el espiritual también. El ser espiritual no lo soporta, pero tampoco el ser físico que, si lo cargas con muchos placeres materiales, también se funde.

 Pero la gente de ahora es inconsciente y no busca asociaciones y consejos [como estos]. No hacen publicidad [de este tipo] en la televisión, ni en la radio, ni en las películas. Tampoco lo hacen en las escuelas o universidades. No se detienen a pensar si la gente será avasallada por los aspectos materiales y los placeres que estos confieren. Y mientras más placeres materiales obtenga una persona, más atropellada y dura será su vida. Hará de su vida una vida dura - llena de sufrimientos, porque su ser físico no soporta tanta carga de la comida, la bebida y otros placeres. No puede soportarlo. Incurriendo en [esos placeres], se destruye. Está bien si lo haces dentro de tus límites, pero si desbordas tus límites quedarás aplastado, finiquitado, caducado.

 La gente de hoy en día está tan lejos de los verdaderos propósitos de sus vidas, porque ninguno se pregunta para qué fue creado. Todos los problemas terminarían con la respuesta a esa pregunta: "Oh hombre, ¿para qué fuiste creado? ¿Acaso fue para que tu ego se complaciera contigo? ¿O más bien, fue para que tu Señor se complaciera contigo?". No obstante, ellos no creen en el Creador. Toman como maestro a satán y tratan de contentarlo tanto, que conceden billones de dólares o libras a favor de los caminos satánicos para congraciarse y recibir placer.

 Sin embargo, eso será imposible si tu ser físico carga con más que lo suficiente: al primer, segundo o tercer paso te caerás. Y cuando te caigas, todo lo que llevas encima te aplastará y acabará contigo, entonces dirás: "Oh, mi corazón, mi estómago, mis piernas, mi hígado, mi páncreas, mi cabeza, mi piso de abajo, mi piso de arriba...". Finiquitado. ¿Qué pasó? Todo funcionaba, ¿y ahora? Ya no funciona - "¿Qué me pasó?". Sabes bien lo que te pasó: era un galón, lo abriste, lo consumiste de principio a fin y se acabó. [Aunque lo vires], está vacío. Quedó vacío. Todo tu ser físico se agotará. No tendrás más energía material y tu espiritualidad llegará al punto cero. No podrás cargar ese cuerpo muerto que tú mataste atestándolo con tantas cosas pesadas. ¡Así lo mataste! Ni siquiera tu espiritualidad podrá con él, ¡ya no más! 

Que Allah nos perdone y envíe a unos cuantos a todas las naciones, a enseñarles la realidad, el camino recto y a devolverlos de los malos caminos a los buenos, así sean felices aquí y en el Más Allá. Por el honor del más honorable en la presencia divina, Sayyidina Muhammad (sas): 

Fatiha.

 Enlace al vídeo: http://saltanat.org/videopage.php?id=14398&name=2003-03- 12_en_OurSoulsAreCrying_SN_a.mp4

lunes, 9 de mayo de 2016

"La Cura Para El Peso Espiritual."


La Cura Para El Peso Espiritual. 
Sheij Mohammed Adil an-Naqshibendi al-Haqqani.
 Sohbat del 3 de abril del 2016. 

As-salamu alaikum wa rahmatullahi wa barakatuh.

 Audhu biLlahi min ash-shaytani r-rajim, Bismillahi rRahmani r-Rahim. 

As-salatu wa s-salamu ala Rasulina Muhammadin Sayyidi l-awwalina wa l-akhirin. Madad ya RasulAllah, madad ya Sadati As'habı Rasulillah, madad ya Masheijina, dastur, ya Sheij Abdullah ad-Daghistani, Sheij Muhammad Nazim al-Haqqani.

 Audhu billahi min ash-shaytani r-rajim, Bismillahi r-Rahmani r-Rahim: "Ya ayyuha lladhina amanu tubu ila llaha tawbatan nasuha" (66:8). Allah (jj) pide que nos arrepintamos. Arrepentíos de vuestros pecados constantemente, porque si no os arrepentís vuestro pecado permanecerá. Si os arrepentís y pedís perdón a Allah, Allah perdona. En cambio, si lo dejáis estar, ese pecado se convierte en una carga. La gente puede llevar 10 kg., pero no puede cargar 100 kg. Apenas podéis cargar 50 kg., y quizá podáis llevar 20 kg., pero al añadir más llegaréis a ser aplastados. Esas son cargas físicas, pero la verdadera carga es la carga de los pecados. Esa es muy pesada, la carga de los pecados es muy pesada. Y algo que pesa aún más es la carga de los derechos de los siervos, ya que Allah perdona otros pecados. Allah tiene mucha misericordia pero, en cuanto a los derechos de los siervos, Allah dice: "No es Mi derecho, sino el derecho de ese siervo. Debéis pedirle perdón a aquel con quien obrasteis mal, para libraros de esa carga". Es fácil si podéis hacerlo en este mundo. Sea lo que sea, tal persona quizá os perdone: le dais su derecho - o más de su derecho- y lo persuadís. Pero en el akhirah no hay ocasión. En ese momento, él tomará de vuestras buenas acciones. Aunque lo importante es que, al cometer un pecado, tal pecado os crea problemas en este mundo. No sabéis cómo os llegarán esos problemas, con qué forma ni bajo qué condiciones. Por tal motivo, oramos: "Allahumma a'fina min kulli bala'i d-dunya wa adhabi l-akhirah" – problemas en el mundo y tormento en el akhirah. Debemos arrepentirnos, pues pagar el derecho de Allah es fácil. Y también hemos de ceder sus derechos a los demás – pero lo importante es no llevar una carga de pecados. El (jj) nos dice que nos arrepintamos. Es más, los ángeles esperan durante 8 horas cuando cometéis un pecado. "No lo anotes al momento", dice, cuando el ángel de la izquierda pregunta al de la derecha. El ángel de la izquierda anota pecados, y el de la derecha buenas acciones. El ángel de la derecha no pregunta al ángel de la izquierda, lo registra al momento. Si es una buena acción da 10 o 100 por 1, o tanto como Allah quiera. No da 1 por 1. Entonces, es ciertamente más de 10 por 1. En cambio, al otro ángel [le] dice: "Espera". Tras 8 horas, dice: "No se arrepintió, anota 1 por 1". Allah (awj) dice: "Arrepentíos y os perdonaré". Él busca una excusa, ¡no perdáis tal oportunidad! Como dijimos, cometisteis un pecado. Se os anotó un pecado, y es seguro que tendréis problemas debido a ese pecado, pero algunos entienden eso y otros no. Quien persista, merece el tormento del infierno en el akhirah. Quiera Allah perdonarnos a todos. InshaAllah, pediremos perdón. 

 Allah Azza wa Jalla dijo en el Quran: "Oh creyentes, arrepentíos de vuestros... de lo que hicisteis. Debéis arrepentiros y no volverlo a hacer" (66:8), dice. Eso es porque cometer pecados se convierte en un peso para vosotros. Quizá algunos no lo sientan... lo sienten, ¡claro! Sienten todo lo malo que llega por el peso del pecado, por lo que hicieron a la gente. Y Allah Azza wa Jalla dijo a la gente: "Acepto vuestras disculpas y arrepentimiento, ¡Yo os perdonaré!". Es porque ellos... [Quizá] alguien pueda cargar 10 kilos, 20 kilos o 30 kilos, pero no 100 o 200 kilos. ¿Y qué es eso? El peso material no es nada comparado con el verdadero peso: el peso espiritual. Es porque tales pecados... Cada vez que hacéis algo, os llega más peso, más y más peso. Y cuando carguéis una tonelada, estaréis en el suelo. La gente va por ahí con tal peso, pero Allah nos muestra tubu y istaghfiru, el arrepentirse y pedir perdón. Si pedís perdón, a Allah le alegra perdonaros. Allah perdona todo lo que se refiere a Él: lo que dejéis de hacer de Sus órdenes -o no-, o lo que hagáis de lo prohibido por Él. Él puede perdonaros todo eso, si sois sinceros de verdad. Pero lo que Él no puede perdonar -dijo Él-, son los derechos de... lo que hagáis a otras personas. De esto, dijo Allah: "No es cosa Mía. Me atengo a Mis derechos y os perdono lo que Me hagáis. Todo lo que Me hagáis, lo perdono. Pero si dañáis a otras personas, debéis pedir perdón y darles sus derechos de manera que os perdonen – para hacer que os perdonen". Y eso es fácil en esta vida, si hacéis algo malo a alguien. A muchos podréis darles lo que quieren -o incluso más-, y se habrá resuelto. En cambio, si lo dejáis para la próxima vida, será más difícil. Y en cuanto a Allah Azza wa Jalla, todo lo que hagáis... Podéis arrojar eso -el peso que lleváis al cuello, encima de vosotros- muy fácilmente. Al arrepentiros y pedir perdón, Allah perdona y todo eso sale. Y ese peso no es [sólo]... La gente dijo: "No lo notamos", pero ese peso conlleva que os sucedan cosas malas. Por ese pecado, notáis que eso os da bala' [de parte de] Allah, una maldición o algo. Notáis dificultades, y que lo pasáis mal. Quizá sean enfermedades u otras cosas: "bala'" implica muchas cosas, no una sola. En todo esto, pedimos siempre: ¡Oh Allah! Mantennos a salvo de la bala'a d-dunya -es decir, la bala' de este mundo- y del adhab, el castigo en el akhira; bala' en el dunya y adhab en el akhira. Y Allah dice a las personas que se arrepientan, Él lo dijo en toda ocasión. Y Él tiene dos ángeles, a derecha e izquierda. El de la derecha anota las cosas buenas, y el otro anota las cosas malas que ellos hacen. Si hacéis algo correcto -cosas buenas-, el ángel derecho lo anota rápidamente. Además, Allah lo recompensa 10 veces, 100 veces o más – lo que Él quiera. Ese no pregunta al de la izquierda: "¿Lo escribo o no?". En cambio, el izquierdo -si hacéis algo erróneo- pregunta: "¿Lo anoto?". Él (jj) dice: "No, espera. Quizá pidan perdón, no hace falta anotar". Tras 1 hora, más 3 horas, 4 horas, 5 horas... A cada una pregunta, y sigue preguntando hasta las 8 horas. Él dijo: "No [se arrepintió], así que anota sólo una". No son 10 veces o el doble: no, sólo una. E incluso en esto, Allah... Si la gente pide perdón, Allah les perdona; es el Más Misericordioso.

 Y tenemos la suerte de que nos mostraron el buen camino y de leer Su Santo Libro, Su Palabra. Su palabra es el Quran Karim, ¡Su Palabra! Y Él dice en todo momento... Él da consejos a Sus siervos, para que estén a salvo de todo mal en el dunya -este mundo- y el otro mundo. Eso importa, ya que también en este mundo -si hacéis algo malo-, no estáis... no podréis huir. Muchos hacen algo erróneo, pensando: "Tenemos escapatoria, puede que corramos de un país a otro". Pero en la Divina Presencia todo es igual, y no podréis huir. Llévenos Allah al buen camino y a pedir perdón todo el tiempo, insha'Allah.

 Wa min Allahi t-tawfiq.

 Al-Fatiha. 

Enlace al vídeo: http://saltanat.org/videopage.php?id=15428&name=2016-04- 03_tr_TheCureForSpiritualHeaviness_SM.mp4

domingo, 17 de abril de 2016

"Si Queréis Ser Amados Por Allah".



Si Queréis Ser Amados Por Allah.
 Sheij Mohammed Adil an-Naqshibendi al-Haqqani.
 Sohbat del 2 de abril del 2016.

 As-salamu alaikum wa rahmatullahi wa barakatuh. 
Audhu Billahi min ash-shaytani r-rajim, Bismillahi rRahmani r-Rahim.
 As-salatu wa s-salamu ala Rasulina Muhammadin Sayyidi l-awwalina wa l-akhirin. Madad ya RasulAllah, madad ya Sadati As'habi RasulAllah, madad ya Masheijina, dastur, ya Sheij Abdullah ad-Daghistani, Sheij Muhammad Nazim al-Haqqani, ¡madad!
 Tariqatuna s-suhbah wa l-khayru fi jam'iyyah.

 Audhu Billahi min ash-shaytani r-rajim, Bismillahi r-Rahmani r-Rahim: "Qul in kuntum tuhibbuna llaha fa'ittabi'uni yuhbibkumu llahu wa yaghfir lakum" (3:31). Nuestro Profeta es un buen maestro y un instructor para nosotros. Él nos enseña buenas cosas, y dice: "Si queréis que Allah os ame, tomadme como ejemplo. Seguidme y haced lo que hago, de manera que Allah os ame".

 Nuestro Profeta (saws) era bastante calmado y bastante misericordioso, y le gustaba hacerlo todo por sí mismo. Nunca ordenó a nadie que hiciera algo para él, lo hacía él mismo. Incluso a veces -en casa-, si se rompían sus ropas las cosía él mismo. No hablaba en voz muy alta ni gritaba. Por eso, hay un verso en el Qur'an: "Oh gente, no habléis más alto que nuestro Profeta". Él (awj) advertía a los Compañeros que no hablaran más alto que él. Allah Azza wa Jalla dio buenas nuevas a quienes hablen en un tono de voz más bajo que nuestro Profeta, pues obtendrán una gran recompensa. Y Él describió a los gritones como ignorantes: si no gritaran y fueran pacientes, sería mejor para ellos. 

Lo mejor es realizar las acciones mostradas por nuestro Profeta. Si actuamos como él toda nuestra vida, será algo muy bueno. Aun si no podéis, debéis intentarlo. No debéis olvidar que el amor de nuestro Profeta (saws) y el amor de Allah (awj) son lo mismo, van por la misma senda. No podéis amar a Allah sin amar al Profeta, y lo mismo si no amáis a las buenas personas. Los Awliyaullah también son amados de nuestro Profeta, toman de nuestro Profeta y muestran a la gente cómo vivía él. 

Gritar y chillar: eso hace tal gente ignorante, nuestro Profeta nunca lo hizo. Aun si no le gustaba algo durante las asambleas, nunca se levantaba gritando. Se mantenía en silencio, y los sahabas entendían que algo estaba mal. Si era peor, él se levantaba y abandonaba la asamblea. Estas cosas son importantes, porque la gente... Mucha gente de esta época grita tanto como puede para defender sus derechos, pensando que ello será de ayuda. Al contrario, lo empeora. Debemos seguir el camino mostrado por nuestro Profeta: eso hará terminar bien en el dunya y reportará una gran recompensa en Presencia de Allah, en el akhira. 

 El Profeta (saws)... En un verso del Qur'an, Él dice: "Qul in kuntum tuhibbuna llaha fa-ittabi'uni yuhbibkumu llahu wa yaghfir lakum (3:31). Si amáis a Allah Todopoderoso, seguidme. Allah os amará y os perdonará". El Profeta (saws) nos enseña el mejor comportamiento, a comportarnos para ser de los amados en la Divina Presencia. El Profeta, ¿qué nos enseña? Enseña toda cortesía. El Profeta (saws) es muy cortés, no es como muestra esa gente de shaitán. El Profeta (saws) nunca es... él es el más misericordioso y cortés. Cuando él hablaba, no levantaba la voz. No gritaba en absoluto -nunca-, no gritaba. Y quienes estaban en torno a él -los discípulos, sahaba- eran como él.

 A veces, llegaba gente nueva que no sabía, y gritaban. Por esto, Allah hizo también una surah -versos-, diciendo: "¡Oh Compañeros, Oh creyentes! No levantéis la voz por encima de la voz del Profeta" (49:2). Quienes respetan y hacen que su voz sea más baja a la voz del Profeta... Tales personas gustan a Allah y Él les da una gran recompensa, 'ajrun 'adhim. En cambio, quienes son... Algunos no sabían, y gritaban tras los muros llamando al Profeta (saws). Gritaban, y esos son... Por supuesto, había personas que no sabían, procedentes del desierto. Allí había también algunos, y de ellos se dijo: "Son gente ignorante".

 [Esas] personas [no] son pacientes, y son: "Inna lladhina yunadunaka min wara-i l-hujurati aktharuhum la ya'qilun (49:4), walaw annahum sabaru hatta takhruja ilayhim lakana khayran lahum (49:5). Son ignorantes, gente sin seso". Es: "La ya'qilun. Si ellos son pacientes y esperan a que vayas donde ellos, será mejor para ellos". Además, Allah los perdona. Y Él es el Más Misericordioso y Perdonador hacia las personas, incluso hacia esa gente. Pero ellos... Tales versos muestran a la gente cómo era en tiempos del Profeta (saws) y cómo se respetaba, y la gente aprende.

 Por esto, dijo el Profeta (saws): "Ved lo que yo hacía y haced como yo, para que Allah os ame". Es porque, si no amáis al Profeta (saws), no podéis amar a Allah Azza wa Jalla. El camino hacia Allah pasa por el Profeta (saws) y por las buenas personas. Esos siguen al Profeta (saws) y nos muestran la luz, la senda [luminosa]. Es un bello camino, no un mal camino. Eso muestra cuán importante es seguir un camino, una tariqat. No es como quienes dicen: "Si seguís a alguien, sois mushrik". No, es... Sin esto, seréis como quienes gritaban al Profeta con voz muy alta, sin respeto y sin nada. Tales personas, Allah mostró que son gente sin seso.

 Quien siga y respete a quienes hacen lo que hacía el Profeta (saws) -ofreciéndoles respeto y amor-, tendrá "ajran adhim", una gran recompensa. Pero la gente es en verdad como en este ayat. En estos tiempos, la gente es... La mayoría no tiene seso y sólo creen lo que está mal. Y lo que está bien, os lo discuten. 

Esta abierto: si queréis ser amados por Allah, debéis seguir al Profeta (saws) y debéis seguir su camino. Es un muy buen atajo para la gente el conocer la tariqat, y los Awliyaullah siguen al Profeta (saws). No, ¡no hay error en esto! Haga Allah que esas personas [piensen y vayan] al buen camino. 

Wa min Allahi t-tawfiq. Al-Fatiha.

 Enlace al vídeo: http://saltanat.org/videopage.php?id=15425&name=2016-04- 02_tr_IfYouWantToBeLovedByAllah_SM.mp4

sábado, 9 de abril de 2016

"Allah llama a la Morada de la Paz"





Allah llama a la Morada de la Paz
Sheij Muhammad Adil an-Naqshbandi al-Haqqani.
 Sohbat del 06 de febrero del 2016.



Audhu billahi min ash-shaytani r-rayim. Bismillahi r-Rahmani r-Rahim.



Sean oraciones y paz con el Profeta Muhammad, Maestro de los Primeros y los Últimos. Madad (danos soporte), OhRasul'Allah. Madad, Oh Compañeros de Rasul'Allah. Madad, Oh Sheijs, dastur (autorícennos). Madad, Oh Sheij Abdullah Daghistani, Sheij Muhammad Nazim al-Haqqani, madad. Nuestro camino se basa en el sohba y la bondad está en la reunión.



Allah nos invita a buenos lugares: "Wal-lahu yad'u ila dari l-salam" (10:25), nos invita a la Morada de la Paz. ¿Cómo invita? No invita directamente, tiene mensajeros, profetas... El último de Sus profetas es nuestro Maestro (sas), y tras él (sas), la invitación sigue su curso: los Compañeros también llaman a la Morada de la Paz, Bondad, Belleza, Satisfacción... A ellos le siguen los Santos y los Sheijs (Maestros) -que también son santos-. Así será hasta el fin del mundo.



Visitar sus tumbas es como visitar un rincón del Paraíso, según lo que dijo el Profeta (sas): "Cuando alguien entra a la tumba, encuentra un jardín del Paraíso o una fosa del infierno". Los que están con Allah encuentran un jardín del Paraíso. Y sobre visitarlos y visitar al Profeta, él (sas) dijo: "Quien realice el Hajj (Peregrinación) y no me visite me habrá ofendido" - "Man hajja walam yazurni faqad jafani". "Tal persona me habrá enojado, habrá sido grosera y descortés conmigo".



Después de nuestro Profeta (sas), debes visitar a sus Compañeros donde sea que estén. Es bueno y mustahab (deseable) procurar los beneficios de esos jardines del Paraíso. En ello no hay daño alguno, solo provecho. Las personas que pasan esas visitas por alto son irreverentes y fallan en la comprensión del Islam.



¿Por qué venimos a este lugar? Mucha gente viene. Mawlana se fue al Más Allá, pero su tumba y santa sepultura están aquí. Él sigue atrayendo a la gente con su poder. Gente de todas partes del mundo viene a visitarlo. Tanto la gente que lo conoció como aquella que no, viene. Que Allah acepte sus visitas.



Ellos no los dejan ir con las manos vacías. In sha' Allah, lo que ellos quieren, sus deseos, sin duda, se harán realidad. Si no, no es porque quedaron irresueltos: se reservan para el Más Allá y en el Día del Juicio juegan a su favor, como medios de salvación. Así que debemos visitar a los Santos, a los Compañeros del Profeta y al Profeta (sas).



No hace falta traer ese tema a colación, pero ahora hay una nación que se hace llamar musulmana, sin aceptar siquiera visitas al Profeta (sas). No... en todo eso hay una gran virtud. Así la gente se beneficia tanto aquí como en el Más Allá. Quien no los visita - no quien no los visita, sino quien no acepta que los visiten, sufrirá aquí y en el Más Allá, porque ellos son los siervos amados de Allah. Allah protege a Sus siervos amados y quien se les opone, seguramente será castigado. Que Allah nos proteja.



---



Allah Azza wa Jalla invita a la gente a la paz, a la Morada de la Paz: "Wal-lahu yad'u ila dari l-salam" (10:25). Claro está, el Corán tiene miles, millones, billones de significados que se refieren al Paraíso. Sin embargo, también en eldunya (este mundo), Allah te invita a la paz. Estar en paz es lo mejor. Yo creo que la gente busca precisamente eso: estar en paz. Buscan la paz interior y la exterior también -paz alrededor-.



Entonces, Allah Azza wa Jalla te llama a todas las cosas buenas. Él llama a todos los seres humanos, pero no todos pueden ser llamados por Él Mismo (directamente). Si alguien es llamado por Él Mismo, es un mensajero, un profeta. Él envió a los profetas a convocar a la gente a la Morada de la Paz.



Después del último profeta, el Profeta Muhammad (sas), no hay más profetas, pero el llamado a la paz continúa. Tras el Profeta (sas), continuó mediante los Sahabas (Compañeros). Ellos también invitaron a la paz. Luego, mediante la gente santa que Allah ama: los Sheijs y Maestros, como es hoy en día. Allah Azza wa Jalla hace de sus tumbas un Paraíso.



Hay dos opciones tras la muerte, como dijo el Profeta (sas): tumbas que son jardines del Jannah -del Paraíso- o fosas del infierno. No hay una tercera opción. Para la gente común -que es la mayoría- no puedes saber cómo son sus tumbas, pero para los Profetas, Compañeros y la gente santa amada por Allah, como Sus Santos y Maestros, estas son jardines del Paraíso.



Entonces, si te propones tener algún viso del Paraíso en esta Tierra, están esas tumbas, especialmente la de nuestro Profeta (sas). De hecho, si haces el Hajj y no visitas la tumba del Profeta (sas), él se enoja contigo. "Eres tosco, maleducado, irrespetuoso", dijo él (sas) sobre realizar la Peregrinación y no visitarlo. Por ende, visitarlo es de suma importancia. También debes visitar a sus Compañeros. Adonde no haya uno de sus Compañeros, quizás haya la sagrada sepultura de un Santo. Por visitarlos, recibes bendiciones y paz de su parte. Esa es palabra de Allah Azza wa Jalla, Él dijo que esos lugares son el Paraíso.



Y ellos son gente generosa. Cuando alguien acude a ellos con una petición para Allah, Allah se la concede. Por la bendición de esa gente amada, suceden muchas cosas. Si alguien dice que acudió a ellos para orar y suplicar por un deseo, pero este no se hizo realidad, no dice la verdad. Lo que ellos no conceden aquí, lo conceden el Día de la Resurrección. Ese día, obtendrás tu petición y esta te dará más felicidad entonces que en el dunya. Así que, no solo conservaron su poder, aumentaron.



Y ellos atraen a personas de todas partes del mundo. Mawlana Sheij recibe visitas del mundo entero. Tanto quien lo conoce como quien no, recibe el llamado y viene. In sha' Allah, ellos serán bendecidos. Alhamdulillah, somos afortunados e in sha' Allah, que todas las personas crean en esto.



Hay quienes no creen ni respetan esto, ni siquiera con el Profeta (sas). Dicen: "No debes visitar ni acudir a esas personas. Si lo haces, obras mal y sales de la religión". ¡No! Eso está en el centro de la religión. Nosotros prestamos atención y aprendemos del Profeta (sas), sus Hadices y frases, que nos instan a respetar y visitar esos maqams. Que Allah nos dispense de sus bendiciones siempre, in sha' Allah.



Wa min Allahi Tawfiq, Al-Fatiha.



Enlace al vídeo:



Allah Calls to the Place of Peace (10:25) - Allah Selamet Yurduna Davet Ediyor (10:25) - وَاللهُ يَدْعُو إِلَىٰ دَارِ السَّلَام (يونس:٢