Recibe actualizaciones en tu correo

lunes, 27 de noviembre de 2017

"Sheij Raja Ashman (q)."


Sheij Raja Ashman (q).
 Sheij Mohammed Adil an-Naqshibendi al-Haqqani.
 Sohbat del 28 de octubre del 2017.

 Mawlānā Sheij ‘Abdu Llāh al-Fā’iz ad-Dāghistāni, Sheij Muḥammad Nāẓim al-Ḥaqqānī, madad. Ṭarīqatunā ṣ-ṣuḥbah wa l-khayru fi l-jam‘iyyah. 

A‘ūdhu biLlāhi mina sh-shayṭāni r- rajīm, bismiLlāhi r-Raḥmāni r-Raḥīm. "Fa-man yuridi Llāhu an yahdiyahu yashraḥ ṣadrahu lil-Islām wa-man yurid an yuḍillahu yaj‘al ṣadrahu ḍayyiqan ḥarajan kaannamā yaṣṣa‘‘adu fī s-samā’" (6:125). Allāh ‘Azza wa Jalla dice: "De quien Allāh جل جلاله desea el bien -lo khayr-, Él جل جلاله abre su corazón al Islām. Y ese se sentirá feliz y satisfecho con el Islām. Al contrario, a quien Allāh جل جلاله no desea que le llegue el bien, Él جل جلاله estrecha su corazón. Y es como si estuviera muy apretado, como si algo tirara de esa persona y la exprimiera". Así que, al-ḥamdu liLlāh, estamos... In shā’a Llāh, estamos complacidos con esta majlis, con el Islām, con la ṭarīqah y los mashāyij; y no nos alegran otras cosas. Quizá vayamos por doquier, pero lo más importante es seguir en este camino.

 Ábranos Allāh جل جلاله este dunyā. "Kulū wa-shrabū wa lā tusrifū" (7:31). Podéis disfrutar y hacerlo todo, pero dentro de los límites marcados por Allāh ‘Azza wa Jalla. Y ello es más que suficiente para los seres humanos pero, por supuesto, los mismos desean un mayor, mayor, mayor y mayor disfrute. Lo consideran disfrute, pero no. Es justo como una fogata: ponéis más, y necesita más. Seguís poniendo, y aún necesita más. En cuanto a nuestro ego, no podéis llegarlo a satisfacer; todos necesitan más.

 Pero, al-ḥamdu liLlāh, obtuvimos de Allāh ‘Azza wa Jalla que nos situara en el camino del Profeta صلى الله عليه وسلم ,la senda de los ṣaḥābah, de los mashāyij y los mu’minīn. Es algo importante. Tales cosas, muchas personas las desconocen. Pero Allāh جل جلاله creó un razón -o alguna persona- para mostrarles la senda de la felicidad – la senda de Allāh ‘Azza wa Jalla y el Profeta صلى الله عليه وسلم .Algunos son así, [mientras] millones de personas avanzan sin saber nada. En cambio, cuando Allāh ‘Azza wa Jalla desea algo, Él جل جلاله hace que determinada persona sea como una llave para abrir el corazón. Y Mawlānā Sheij era un abridor de corazones para las personas, a quienes llevaba a la hidāyah. Y a uno de ellos, o a alguien muy valioso, Mawlānā lo aportaba. 

Y él fue la clave para abrir el corazón en esta zona. Se debe a que en este área no había ningún awliyā’u Llāh que pudiera abrir como Mawlānā. Así que, al-ḥamdu liLlāh, Allāh جل جلاله envió a Mawlānā y tocó al marḥūm Sheij Raja Ashman. Y a partir de un hombre, él es... Pienso y miro en torno, pues a la mayoría de estas personas no las trajo desde la mezquita ni las trajo desde la madrasah. La mayor parte de ellos olvidaba el Islām, y sólo se fijaba en lo occidental. Se educaron en Occidente, por ser la moda formarse en esa zona: "Quien desee mayor educación, debe formarse en universidades occidentales". Pregunto: "¿Por qué ir a Australia?". Ellos van, [desde] este área van a Australia. En nuestro lugar van más a Europa, diciendo que es mejor. Tenéis universidad, ¿no basta? Dicen: "No, mejor vamos ahí".

 Entonces, quienes estudian eso en dicha universidad, en su mayoría olvidan el Islām, la īmān y todo lo de esta zona. Pero cuando Allāh جل جلاله desea algo… Al-ḥamdu liLlāh, por medio de Sheij Raja, a todas estas personas las atrapó. Quizá nunca estuvieran en sajdah antes, pero todos ellos se convirtieron -al-ḥamdu liLlāh- en firmes mu’mins. No sólo musulmanes – mu’mins. Es porque Allāh ‘Azza wa Jalla nos dice: "No os llaméis mu’mins. Sois musulmanes. Iman... no tenéis īmān". Para tener imān, necesitáis un Sheij que la conecte y lleve īmān a vuestro corazón. Así, al-ḥamdu liLlāh, a través de Mawlana y Raja Ashman, Él جل جلاله hizo que estas personas siguieran el mejor camino dentro del Islām. La senda del Profeta صلى الله عليه وسلم es pura y busca el corazón del Islām. Repara y prepara los corazones para ser buenos y ser corazones de verdad, no para ser una cubierta. Si tenéis una hermosa cubierta... A veces tenemos nueces y la cáscara se ve muy bien, pero al aplastarla sale todo negro. No hay nada dentro, ya está. Nada. Es sólo una fuerte cubierta, que debéis aplastar con piedras. Pero al abrirla, no hay beneficio. Ni tan solo las hormigas pueden comerlo, pues no hay nada dentro; sólo algo como polvo negro dentro. 

Y nuestro objetivo es hacer que tales personas tengan en su corazón esta dulzura, este poder y esta luz. La luz no podéis llevarla a vuestro corazón desde ningún lugar, a no ser siguiendo y obedeciendo a los mashāyij. Y los mashāyij no se fijan en el dunyā, miran únicamente hacia el ākhirah. La vida real no es esta vida. Ellos observan la vida, pero la vida -la verdadera- no es esta breve existencia. Y la misma existe ahora para hacer que la gente use su vida -una vida breve- para su vida eterna – para la eternidad. 

Ellos les enseñan, les ponen a prueba y los entrenan. A muchos de ellos, al-ḥamdu liLlāh, con... Además vi aquí -en esta área, mā shā’a Llāh- a numerosos Naqshbandī. La mayoría de ellos llegaron en el 2000. En el año 2000 -el año del milenio-, Mawlānā puso pruebas a los murīds del mundo entero. Dijeron que en el 2000 todo podía terminar, por lo que debíais tener un lugar en el exterior de las grandes ciudades. En muchos lugares, intentan hacer algo y observan una forma de salir. Este lugar tiene a muchos de ellos, y en otros lugares del mundo hicieron lo mismo. Aunque la mayoría, tras eso, [sigue] con lo normal. No sabemos a nivel espiritual pero, según lo que vemos externamente, nada sucedió. Por supuesto, hubo algunas objeciones por parte de nuevos musulmanes. Les [resulta] normal. Es normal para ellos, pues son mu’allafa qulūb; y no podemos decir nada. Aun así, al-ḥamdu liLlāh, no les sucedió nada.

 Nuestra... La gente de esta zona se encuentra bien, en Turquía están bien y por doquier están bien. Sólo en un lugar fue una verdadera decepción, y muchos de ellos huyeron de la ṭarīqah. Fue en un país famoso por el comercio: el Líbano. Escribieron contra Mawlānā en los periódicos, acusándolo de muchas cosas. Entonces, por la abundancia de eso, quienes seguían a Mawlānā huyeron de la ṭarīqah. Pero no fue así en otros lugares, al-hamdu liLlah. Y lo gracioso de esto es que contiene muchas sabidurías. En el Líbano, tales personas creyeron que había terminado. Corrieron todos al banco, tomaron créditos y compraron una casa nueva o un nuevo coche. Y al no [suceder] nada tras el 2000, nadie pudo retomarnos eso. Por tanto, actuaron así y después se enfadaron con Mawlānā. "Nos llevamos todo esto", y Mawlānā no... Él os dijo: "Es, o será... In shā’a Llāh, el mundo acabará. ¿Para qué un coche nuevo? ¿Por qué tomar dinero? ¿Por qué?". Ya‘nī, contiene muchas sabidurías. 

Al-hamdu liLlah, aquí fue el único lugar donde no pasaron pruebas, y muy pocos abandonaron en este lugar. Pero en otros sitios, al-ḥamdu liLlāh -y eso viene también de la sabiduría de Mawlānā-, fue para mostrar a quienes no siguieron, cómo -por una pequeñez- podían abandonar esa bendición y favor y olvidarlo todo. No debéis buscar el dunyā, fijaos en lo que dice Mawlānā Sheij y limitaos a seguir. Si no sucede, está bien. No hay problema: estamos con Mawlānā -nuestro Sheij- y estamos ahora en el paraíso dentro del mundo. In shā’a Llāh, en el ākhirah también estaremos con ellos en el paraíso.

 Eso es lo importante y no hay cuestión, pero hace falta que la gente aprenda sabiduría. Y por supuesto, en la universidad o la escuela -aun pequeña- cada dos o tres meses hacen un examen y evalúan vuestro nivel. Pasaréis a la clase siguiente, seguiréis en la misma clase o saldréis huyendo, pero no os echarán. Al- ḥamdu liLlāh, incluso con lo que hacen, al llegar a la ṭarīqah ellos dejan... Conservarán a esa persona, pero quizá siga en la guardería año tras año. No sube, sino que baja. Eso sucede, y... al-ḥamdu liLlāh.

 Y lo que me alegra al ir por todo el mundo... El año pasado estuvimos en Argentina. Ellos tienen y actúan a lo grande. Compraron una tierra grande y quizá fueran cuatro o cinco familias, pero ahora quizá sean mil en ese área. Viven familias con niños, y con... Fue bueno para ellos alejarse de la ciudad, y en eso tienen la barakah de Mawlānā. Mawlānā se alegraba, pues... De los awliyā’u Llāh, algunos dicen que los awliyā’u Llāh lo saben todo. Ellos saben, pero lo que Allāh جل جلاله quiere que sepan. No pasan las 24 horas mirando qué hacéis o qué hicisteis, no les resulta importante. 

Por ser humanos, podéis actuar. En cambio, importa lo que a ellos Allāh جل جلاله les hace saber. Eso podéis saberlo y afirmarlo de ellos, pero no es necesario las 24 horas. De eso, dijo Allāh جل جلاله" :Wa lā tajassasū" (49:12). Significa: "No espiéis". Por tanto, importa aún más para los awliyā’u Llāh. En consecuencia, debéis saber lo que hay. Si Allāh جل جلاله quiere que ellos sepan algo, poned cuidado. No hace falta que os observen las 24 horas. En cambio, si tenéis necesidad y decís "madad", ellos vendrán. Recitad tres veces Ijlás -"Qul huwa Llahu Ahad..."-, y: "Madad, ya Mawlānā Sheij Nāzim". Él ayudará. Madad, ya Sheij Raja Ashman. También él ayuda, y es awliyā’u Llāh, mā shā’a Llāh. Y Mawlānā lo [designó], le dio su wilāyah y él sirvió. 

Tras fallecer, tienen siete veces más poder los awliyā’u Llāh; su poder espiritual se incrementa siete veces. Por eso, si en algo tenéis necesidad o dificultades, o estáis en mala situación, podéis decir "madad" y pedirles ayuda. Y por idhni Llāh, Allāh جل جلاله hará que os ayuden – no hay problema en ello. Muchas historias de awliyā’u Llāh [hablan] de cómo ayudaron a personas en dificultades, en el desierto, en montañas o en el mar. Al suceder algo y llamarles, ellos ayudan. No son pequeñas historias, sino que existen miles de esas historias de awliyā’u Llāh. 

Y al-ḥamdu liLlāh, estamos en la barakah de Sheij Raja Ashman. Y no os preocupéis: in shā’a Llāh, estará siempre con vosotros. Uno de... Hubo un sheij con quien todos estaban muy complacidos. Ese awliyā’u Llāh era muy bueno, pero pensaban de él: "¿Quién es este hombre? Ha tenido muchos hijos en la vida, y fallecieron uno tras otro. En cambio, a él no le sucedió nada. Y sonríe como si sus hijos estuvieran vivos, no llora ni nada". La gente decía: "Tal hombre es muy bueno -ese awliyā’u Llāh-, y él es... Pero, ¿por qué no... no tiene misericordia? ¿No amaba a sus hijos?". Acabaron por preguntarle, y uno dijo: "Estás... Todos tus hijos fallecieron, ¿por qué sigues igual?". Él dijo: "Fallecen, pero sigo con ellos. Los veo en mi corazón. No son visibles a los ojos, los veo con el corazón. Al verlos con el corazón no hace falta estar triste, ni que exista la menor tristeza. Siempre estoy con ellos, por eso no me entristezco. Quienes no ven quizá estén tristes, pero yo estoy siempre con ellos".

 Igual, al-ḥamduliLlāh, Sheij Raja está siempre con nosotros. Y gracias al corazón estamos siempre con él -in shā’a Llāh-, le sentimos por doquier. Así, in shā’a Llāh, nuestra vida durará una vez y terminará. Pero in sha'a Llah, en el ākhirah estaremos por siempre con él [y] con Mawlānā en el Jannah, in shā’a Llāh – y todos vosotros. Haga Allāh جل جلاله que estemos todo el tiempo juntos y siempre en este camino, la senda del Profeta صلى الله عليه وسلم y la senda de la felicidad. Esta es la verdadera felicidad. 

Wa min Allāhi t-tawfīq, al-Fātiḥah.

 Enlace al vídeo: http://saltanat.org/videopage.php?id=17830&name=2017-10-28_en_ShaykhRajaAshman_SM.mp4

No hay comentarios:

Publicar un comentario